Skip to content
ADELAT concluye su jornada de 2023 enfocándose en el protagonismo de las distribuidoras a través del espacio Edição Brasil Desafios da distribuição de energia elétrica para impulsionar a transição energética na América Latina”

ADELAT, junto con representantes del Ministério de Minas e Energia (MME) de Brasil, de la Agência Nacional de Energia Elétrica (ANEEL) y de Equatorial Energia, de la Universidad de São Paulo y de RegE Consultoria, realizó en Brasil la edición “Desafios da distribuição de energia elétrica para impulsionar a transição energética na América Latina”, previamente desarrollada en Ecuador, Panamá, Chile y Uruguay.

El evento también contó com la participación del presidente de ADELAT, David Felipe Acosta Correa., y del director de regulación de EDP Brasil, Luiz Felipe Falcone de Souza, quienes propiciaron las palabras apertura del encuentro.

David Felipe resaltó la relevancia de aplicar planes de inversiones; es decir, planes eficaces para cada concesión de Brasil; en tanto que Luiz Felipe reparó en que el éxito de Brasil, de haber configurado su matriz principalmente como renovable, permite ampliar la discusión a otros temas tales como la importancia del consumidor, la estructura de costos, entre otros aspectos particulares de contexto del país.La directora ejecutiva de ADELAT, Alessandra Amaral, compartió los mensajes principales que contiene el paper publicado por la Asociación en mayo de 2023. Alessandra señaló la necesidad de “conexión de datos y de coordinación de todos esos nuevos elementos en una red de sintonía”, considerando el contexto actual del sector, en el cual la resiliencia desempeña un rol protagónico y, por tanto, demanda esfuerzos sin precedentes por parte de las distribuidoras de energía.

En complementariedad con los datos y conceptos expuestos en el paper de ADELAT, los panelistas invitados compartieron perspectivas y vivencias sobre aspectos valiosos para el debate, para avanzar y formatear distribuidoras modernas, resilientes y flexibles, que actuarán como catalizadoras de la transición energética en Brasil y en América Latina.Frederico de Araújo, del MME, se inclinó sobre la necesidad de que las distribuidoras de energía eléctrica estén preparadas para las nuevas actividades que van surgiendo y, de este modo, puedan ser parte efectiva de esa transformación. En ese contexto, el Ministerio “quiere participar en el debate y estamos proponiendo medidas que viabilicen la aplicación de medición inteligente para todos, eso en el ámbito de la prórroga de las concesiones”, destacó.

Al respecto, Leandro Caixeta, da ANEEL, refirió que la agenda de concesiones es “demasiado extraña, una concesión de distribución en Brasil dura 30 años, es un portal que se abre muy rara vez y queremos aprovechar ese portal abierto ahora”. La agencia reguladora reconoce la necesidad de adaptación a situaciones cambiantes y de aprovechar la ventana que representa la renovación de concesiones para encajar esos espacios y evolucionar. “Es necesario tener el incentivo para que el consumo coincida con la generación, siendo que con nuestra estructura tarifaria monomia y medidores antiguos es muy difícil hacer esto; entonces, también pretendemos que los contratos de concesión tengan la posibilidad de diferenciación de tarifa”, añadió. 

Desde el sector académico, Virginia Parente, de la USP, habló acerca del costo extra impuesto por las energías intermitentes sobre el sistema, el cual no necesariamente lo tienen. “La regulación necesita poner el dedo en la llaga de esos costos que son para la seguridad del sistema. Esa seguridad es un bien público y necesita ser direccionado y tratado como tal”. El costo de inversiones necesarias fue un punto clave en el discurso de la panelista, que concluyó planteando: “¿Cómo haremos para que las inversiones sean adecuadas para el público que ahora está o estará usufructuando de esas inversiones en el futuro? Con esta pregunta, la panelista convocó al público, señalando que se trata del gran desafío encarado por el sector.

Tiago de Barros, da RegE Consultoria, mencionó el hecho de que el cambio climático y la transición energética no solo implican la renovación de matriz, sino la electrificación de la economía. “Entonces, habrá un cambio de carga, pero un cambio que será acompañado de un monto de inversión bastante significativo”, dijo. El consultor enfatizó en la necesidad de un cambio de paradigma que permita pensar en valor y bienestar social, además de pasar a un modelo de economía de plataforma que una a usuarios. “La distribuidora ya es eso, pero es una plataforma basada en la parte física. Tendrá que convertirse en una plataforma de comunicación, en una plataforma digital”. Tiago destacó que las inversiones adicionales para esa digitalización y modernización no caben en la tarifa de quienes pagan por megawatt/hora. “Ahí entra algo que está en el modelo traído por el Ministerio y por ANEEL para incluir en el nuevo contrato, que es la idea de que las Outras Receitas tengan mayor participación en la remuneración de esos activos”, complementó.

Dayanni Grassano, de Equatorial Energia, hizo una reflexión sobre la importancia de la red. “Necesitamos una red adecuada para el propósito ya que, sin red de distribución, la transición energética no sucederá”. Em ese sentido, comunico que Equatorial no piensa únicamente em llevar la red a la población, sino también em preparar la red para los nuevos entrantes y sus particularidades, además de preocuparse por las repercusiones sobre la tarifa. “Estamos en el Norte y Noroeste, áreas em las que la tarifa de energía es alta y el poder adquisitivo es bajo, entonces tenemos una preocupación con respecto a la capacidad de pago del consumidor, dijo.

El evento fortaleció la conexión entre diversos actores del mercado de energía, dando lugar a debates sobre temas que atañen a la transformación del sector de cara no solo a los desafíos del futuro, sino principalmente a aquellos que ya son parte de la cotidianidad del segmento.

Descarga el policy paper en español aquí

 

 

Sobre ADELAT

La Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica Latinoamericanas es una organización sin fines de lucro, creada a fines de 2021. Se propone ser un referente de la actividad de distribución eléctrica con el objetivo de promover y acompañar el proceso de transformación de la distribución eléctrica Latinoamericana en el marco de la transición energética.