Skip to content
La cooperación multilateral potencia el rol de la distribución eléctrica en la transición energética latinoamericana

Desde ADELAT buscamos promover la importancia del papel de los Sistemas Operadores de Distribución (DSO, por sus siglas en inglés) en la transformación que se avecina en el sector.

Como plataforma regional abordamos integral y exclusivamente los desafíos más estructurales que se presentan; elaboramos estudios objetivos y equilibrados con el fin de aportar herramientas a los tomadores de decisiones; y divulgamos aprendizajes y experiencias compartidas desde la perspectiva de políticas de Gobierno, modelos de regulación, incentivos, planes, técnicas y prácticas de implementación.

En este sentido, resulta crucial amplificar los alcances y profundizar los conocimientos para desarrollar habilidades y acceder a recursos a fin de afrontar estos desafíos de la región.

Desde 2022, comenzamos un importante camino junto a destacadas organizaciones de la región y del mundo para que incluyan en sus prioridades las necesidades de los DSO.

Estas conexiones son primordiales porque permiten:

  • Intercambiar conocimientos sobre la evolución de los marcos regulatorios de Distribución.
  • Colaborar con Bancos de Desarrollo.
  • Posicionar a las distribuidoras eléctricas como actores principales en la transición energética.
  • Acceder al conocimiento global y experiencias relevantes como la europea y la estadounidense. 

¡Conoce a las asociaciones que nos permiten seguir creciendo día a día! 

  • Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (ARIAE): integra a 26 autoridades reguladoras energéticas de 20 países. Se firmó un acuerdo de cooperación entre ADELAT y la entidad para profundizar una alianza que permitió, en julio pasado, reunir cerca de 80 reguladores a fin de intercambiar ideas sobre los desafíos y perfeccionamientos del marco regulatorio nacional y regional de la distribución eléctrica.
  • Banco Interamericano de Desarrollo (BID): trabaja para mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe a través del apoyo financiero y técnico a los países que necesitan reducir la pobreza y la desigualdad. Desde ADELAT se sostienen colaboraciones y apoyo en la generación de conocimiento focalizado en el vínculo entre los sectores de la telecomunicación y el energético.  
  • Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES): desempeña un papel clave en el fomento de la expansión de la industria y la infraestructura del país. El objetivo de la asociación es realizar acciones colaborativas para orientar las prioridades de inversión en Brasil y el papel de las distribuidoras eléctricas en la transición energética. 
  • Organización Latinoamericana de Energía (OLADE): es un organismo de cooperación, coordinación y asesoría técnica cuyo objetivo es fomentar la integración, conservación, comercialización y defensa de los recursos energéticos. A partir de un acuerdo, realizamos iniciativas en conjunto, como la presentación de nuestro paper de regulación. Este lazo tiene como objetivo focalizar en las nuevas tecnologías y mejores prácticas de gestión y sostenibilidad entendiendo el lugar que ocupa el segmento de la distribución para estar preparados para la transformación energética y, en consecuencia, planificar las inversiones requeridas. 
  • Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD): su misión es promover políticas que favorezcan la prosperidad, la igualdad, las oportunidades y el bienestar para todas las personas. La asociación participó en los primeros avances del Latin American Economic Outlook 2023, documento promovido por Emerging Markets Network (EMnet). Este registro detalla el aporte de ADELAT en relación a la necesidad de armonizar estándares y terminologías y de crear estructuras comunes en toda la región. Resalta que su actuación impulsa la definición de taxonomías comunes para la región además de específicas para el sector.
  • World Energy Council: involucra a líderes y profesionales de la energía en todo el mundo para enfrentar los desafíos del sistema energético. Juntos profundizamos un trabajo de colaboración para garantizar la igualdad de acceso a las fuentes de energía, la sostenibilidad de todos los proyectos en materia de distribución eléctrica y la seguridad del suministro en la región.
  • Electric Power Research Institute (EPRI): es una organización independiente sin fines de lucro que colabora con más de 450 empresas en 45 países. Busca impulsar la innovación y garantizar que haya un acceso limpio, seguro, confiable, asequible y equitativo a la electricidad en todo el mundo. Se firmó un acuerdo para posibilitar el intercambio de información, experiencias y apoyo técnico en busca de una mayor cooperación internacional.
  • International Energy Agency (IEA): proporciona análisis, datos, recomendaciones de políticas y soluciones autorizadas para garantizar la seguridad energética y ayudar al mundo en la transición hacia la energía limpia. Hemos construido una relación cercana que nos ha permitido profundizar en información relevante para el sector a nivel regional. 
  • Edison Electric Institute: representa a empresas eléctricas estadounidenses.  Sus miembros suministran electricidad a casi 250 millones de usuarios. En su 7th Annual Global Electrification Forum, la asociación participó en el panel ‘Evolution of Energy Markets and Regulation Turbulent Times’ donde se expuso sobre la situación actual del mercado de energía en Latinoamérica. 
  • Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (AELEC): centra su actividad en la difusión y promoción de aspectos técnicos y regulados de las actividades eléctricas.
  • Eurelectric: asociación sectorial que representa intereses comunes de la industria eléctrica a nivel europeo, además de sus afiliados en otros continentes. Sus estudios sobre inversiones con foco en la transición energética (Connecting the Dots-2021) y resiliencia (The Coming Storm – Building electricity resilience to extreme weather-2022), han sido una fuente de información de gran valor para entender las prioridades de la Distribución en nuestra región de cara a la ruta de transición energética.

 

¡Las conexiones multilaterales nos acercan a un futuro más sostenible!