Noticias

Se presenta oficialmente ADELAT, la primera Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica Latinoamericanas 

Con foco en el futuro, la innovación y el liderazgo, distribuidoras eléctricas de Brasil, Perú, Chile, Colombia y Argentina se unieron para promover la cooperación y liderar la transición energética en la región.

El evento de lanzamiento tendrá lugar el 27 de mayo, en formato híbrido (presencial y virtual), lo que permitirá reunir a 30 referentes del sector eléctrico latinoamericano, a los que se sumarán más de 150 participantes. Los encargados del acto de apertura serán Antonio Cammisecra, Head Global I&N de Enel; Ramón Castañeda, Presidente de Adelat; Ignacio Santelices, Director ejecutivo de Adelat; y Horacio Nadra, secretario de Adelat, quien moderará el panel “La distribución eléctrica en la transición energética”. El encuentro presencial ocurrirá en la sede de Enel Distribuição São Paulo. 

Los referentes de la nueva Asociación analizarán cómo alcanzar los objetivos propuestos para Adelat que, bajo los valores de compromiso, transparencia, ética y responsabilidad, tiene como misión representar los intereses comunes de sus miembros y promover la cooperación a fin de contribuir a su adecuado desempeño y fortalecer su rol como prestadores del servicio de distribución de energía eléctrica en la región. 

En su visión hacia el futuro la entidad busca ser un referente de la actividad de distribución eléctrica con el propósito de promover nuevas tecnologías y mejores prácticas de gestión y sostenibilidad en el marco de la transición energética en Latinoamérica.

Sus integrantes son: Enel Perú, Enel Colombia, Hidrandina, ElectroDunas, Enel Chile, Chilquinta, EDP (las distribuidoras Espirito Santo y São Paulo), Cosern, Enel Brasil (las firmas Enel distribución Goiás, Enel Distribución Ceará, Enel Distribución Rio de Janeiro, Enel Distribución São Paulo), Light y Adeera.

ADELAT tiene como propósito:
– lograr la cooperación e intercambio de información entre sus miembros,
– fomentar la investigación, el desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías,
– impulsar prácticas sustentables y la promoción de uso responsable y sostenible de la energía eléctrica,
– promover la confiabilidad de las redes de distribución,
– potenciar la adaptación de las redes de distribución a los recursos energéticos renovables y distribuidos,
– trabajar para garantizar la seguridad del abastecimiento y el acceso universal al servicio eléctrico, y
– representar los intereses comunes de las empresas distribuidoras ante instituciones y organismos internacionales y/o multilaterales.